Kinesiologas Extranjeras en Pucallpa

Kinesiologas Extranjeras en Pucallpa, Estando de esta manera comencé a apreciar un

chorro caliente sobre mi cuerpo, abrí los ojos, y vi que el que faltaba, se estaba orinando sobre mí.

El resto se reían. Enseguida los de mi cabeza se separaron un tanto y le afirmaron que apuntase a

mi cara, y me mandaron abrir la boca. De esta forma lo hice, tragándome los meos de aquel hombre,

y atragantándome un tanto con ellos. Era repulsivo, mas justo de ahí que me excitaba

considerablemente más.

El que me estaba follando se separó, mas al segundo otro comenzó a ocupar su sitio, y vino a

mi boca, a fin de que le limpiase la polla. Sabía a mis flujos.

Por fin decidieron desatarme, mas únicamente para darme la vuelta y ponerme a cuatro patas.

De este modo el tatuador se puso detrás y comenzó a empujar su polla contra mi trasero, hasta

el momento en que en un instante, Zas, me la metió, pegué un grito, mas justo recibí una

bofetada mientras que me afirmaban, “cállate y mama”, conque soportando el dolor de mi trasero

me esmeraba por mamar las pollas que me ponían delante. Ellos iban rotando para utilizar mis

orificios, y no paraba, sin reposo.

Al final uno se tumbó en el suelo y me mandaron ponerme encima, mirando para él, me la

clavó en el coño, y aprecié como por detrás otro me entraba en el trasero, comenzaron a follarme

de esta forma, y me corrí como ida, mientras que con mis manos estaba agarrada a las pollas de

los dos que quedaban.

Uno de ellos se aproximó y me la metió de cuajo en la boca, y aprecié como descargaba directo

a mi garganta. Al poco el otro hacía lo mismo, mas empapando mi cara.