Kinesiologas Extranjeras en Surquillo

Kinesiologas Extranjeras en Surquillo, Se levanto y también miro hecho una sonrisa y

me afirmó falta el postre, le responda ahí mi vida postre y todo que bueno se fue para la cocina

estaba de espaldas a la puerta.

De pronto entro todo sigiloso y me susurro al oído cierra los ojos los cerré y en ese instante sentí

un pañuelo rodeándome la cara inmediata psique sentí como me lo ponía en los ojos y lo anudaba,

en ese instante me entro un escalofrió intenso por mi cuerpo.

Me afirmó déjate llevar en ese instante sentí como latía mi coño , empezó acariciándome los

hombros prosiguió hasta mis pechos en ese instante sin quererlo solté un suspiro que más bien

era un gemido de placer , de pronto empezó a acariciarme las manos las cogió y y también las

puso tras el respaldo suavemente y mi supresa fue como note que me ponía unas esposas eso

me pareció intente desplazar los brazos y no pude le pregunte que si me avía esposado y respondo

con una risa floja si  de súbito cogió la silla y me separo de la mesa me dio un beso apasionado

que me puso toda mojadita empezó a bajar por mi cuello mientras que me acariciaba mis muslos

me saco los pechos ya los que estaban con los pezones todo duros del morbo que me daba y

deseando con mi ser que sus labios se posasen sobre ellos lo que no tardo mientras que me besaba

mis pechos sus manos proseguían acariciando mis mulos subiendo hasta mi trasero y bajaba

hasta mis muslos yo por mi parte solo podía apretar mis piernas fuerte psique y apreciaba como

mi tanga estaba todo mojado y con los ojos vendados aún aguardando pero placer prosiguió

bajando se centro en mi ombligo mientras que note como me subía la camisa dejando ver ese

tanga el dejo la zona de mi ombligo prosiguió con un movimiento muy frágil me desplazo dejándome

con una parte de mi trasero fuera de la silla deseaba que sus labios empezaran acariciar mi rajita.