Kinesiologas Extranjeras en Tumbes

Kinesiologas Extranjeras en Tumbes, Llegue a casa después de un duro día de trabajo y

supresa fue que mi querido marido me avía preparado la bañerita con sales y espuma y de

acompañamiento una música relajante y candelas , me dijo que desconectara un tanto me metí

en el año cerré la puerta y comencé a desnudare , cuando acabe me metí muy lenta mente el agua

estaba perfecta cerré los ojos y me relaje de pronto empecé a pensar en lo maravilloso que es mi

marido mientras que escuchaba de fondo ruidos en la cocina y pensaba que bueno esta haciendo

la cena entonces me puse a meditar como agradecérselo y mi imaginación se puso a bolar

pensando cosas que le podía hacer de súbito mi mano empezó a rozar mis pechos poquito a

poco con un movimiento muy suave y agradable en el momento en que me quise dar cuenta

estaba acariciando mi abdomen y sin prestar atención me di cuenta que mi mano estaba ya en

mi coñito moviéndose de arriba a bajo y no me desagradaba empecé a notar un placer que me

alentaba a continuar estuve de este modo no se el tiempo pero cada vez apreciaba mas placer hasta

el momento en que tras unos minutos no sé cuantos exactamente porque perdí la noción del tiempo

estalle en un sinfín de emociones agradables y al instante una voz que decía : amor la cena ya está en

la mesa .

Conteste ya voy amor mío salí prácticamente sin fuerzas de mi fabuloso descanso y de súbito

pensé mientras que secaba mi cuerpo con la toalla voy a ponerme algo bonito para agradecer

tantos mimos que me da mi maridito y de paso le caliento un poco.